Atentado contra Cristina: la decisión de la jueza Capuchetti explicita que se debe realizar la “extracción de la información y comunicaciones” del celular del diputado nacional de Juntos por el Cambio, quien entregó un aparato adquirido luego del ataque, por lo que la querella ya reclamaron a la justicia que se secuestren los teléfonos que tenía en la fecha del hecho.

La jueza federal María Eugenia Capuchetti ordenó abrir el teléfono celular entregado por el diputado nacional de Juntos por el Cambio Gerardo Milman en el marco de la causa en la que se investiga el atentado a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ocurrido el 1 de septiembre del año pasado.

“Habrá de ordenarse la extracción de la información y comunicaciones contenidas en el interior del teléfono celular “marca Apple, modelo Iphone A2890, apagado sin inscripciones, color negro, en buen estado de conservación”, sostuvo la magistrada en la resolución de cuatro páginas a la que accedió Télam.

“Conforme los lineamientos trazados por el Superior, la extracción ´deberá limitarse a un acotado y prudente lapso temporal – abarcado desde el 01/07/22 al 10/05/23- y enmarcarse estrictamente al análisis del contenido relevante en torno a los hechos ventilados en la presente causa, debiendo preservarse toda aquella información que no guarde estricta relación con el caso´”, detalló la jueza.

Piden secuestrar el celular que tenía al momento del hecho

La expectativa de que pueda hallarse información útil para la causa en el teléfono de Milman es muy baja, sobre todo porque se trata de un dispositivo que el diputado adquirió después de ocurrido el atentado, remarcaron los abogados de la querella que ya reclamaron a la justicia que se secuestren los teléfonos que tenía en la fecha del hecho.

“Corresponde secuestrar inmediatamente todos los dispositivos electrónicos en poder del diputado”, reclamaron los abogados Marcos Aldazabal y José Manuel Ubeira en un escrito que presentaron el 5 de octubre último y que está a evaluación de la Cámara Federal porteña.

Fuente: Télam