Autoridades y trabajadores de clínicas, sanatorios y hospitales públicos del AMBA coincidieron en describir como “explosiva” a la situación sanitaria generada por la segunda ola de coronavirus en la región metropolitana, al tiempo que expresaron su temor ante la posibilidad de “tener que elegir entre dos personas” para tratar si sigue el aumento de casos.