La profesional del hospital Italiano hizo una reflexión en sus redes sociales acerca de la alta demanda de hisopados y pidió responsabilidad social. 

“Esta es la puerta de mi hospital. Salas de espera atisborradas de gente, que hace cola afuera para esperar ser hisopado. Se los ve bastante bien… no los veo con necesidad de oxigeno. Están tranquilos, con el celu, con reposeras… muchos se habrán ido a disfrutar del fin de semana largo”, comienza la carta de Lucrecia Urrutia Erbetta, la médica clínica del Hospital Italiano que publicó un descargo en pleno rebrote del COVID-19 y se viralizó.

La profesional advierte: “No juzgo lo que cada uno hace con su vida, estimo que cada cual es responsable de sus actos. Pero déjenme contarles que el personal de salud está agotado. Que no nos recuperamos del inicio de la pandemia, que no tuvimos vacaciones y que cuando empezábamos a querer tomar aire nos aplasta de nuevo este pico de casos. No hay respiradores, ni camas”.

“Me dan ganas de llorar cuando estoy abajo del traje, muerta de calor, con la cara que duele del barbijo, escafandra… La boca seca de horas sin tomar agua… Ni hablar de cenar a las 2 de la mañana, dejando gente esperando media hora para descansar… y sabiendo que después habrá reclamos”, sigue el escrito, que publicó en su perfil público de Facebook y fue compartido cientos de veces.

La súplica sigue y en ese marco le pide a los vecinos que “cuando estén quejándose por la demora de 5 horas en la atención, por favor sepan que un hisopado no es urgencia”.”Sí lo es el que se está ahogando y tiene que ser intubado. Ojalá que no sea ninguno de ustedes. Por favor, recapaciten nuevamente y quédense en sus casas”, cierra la carta.

El Italiano es uno de los hospitales más afectados en el marco de la segunda ola por la pandemia de COVID-19, en un contexto donde La Plata está en el podio del riesgo epidemiológico de acuerdo con los datos publicados por el Ministerio de Salud de la Nación, que tiene en cuenta los aumentos cada dos semanas y los contagios cada 100 mil habitantes.

En una entrevista radial, el director del hospital Italiano, Roberto Martínez, aseguró que “estamos claramente en la segunda ola” y añadió que “en una semana nos encontramos con una situación que esperábamos en un mes”. “La situación es complicada. Estamos en el pico máximo que tiene el hospital. Más aún que en septiembre del 2020. Ahora mismo tenemos el 80% de camas de terapia intensiva ocupadas”, informó.

Además aseguró que “aumentó la capacidad de hisopados”, pero remarcó que alrededor del 50% está dando positivo. Con entre 5 y 6 horas de demora para hisopar, el director del establecimiento aseguró que “el hospital y las aulas son lugares seguros. El problema está en otro lado, como las reuniones y las fiestas”.