Así lo aseguró el viceministro de Salud bonaerense, además señaló que “la idea es que se mejoren las condiciones edilicias, que haya más ventilación en los edificios escolares, y también que se amplíe la vacunación de los docentes”.

“Estamos trabajando para que este año vuelva la presencialidad en la escuela, aunque será un proceso gradual. La idea es que se mejoren las condiciones edilicias, que haya más ventilación en los edificios escolares, y también que se amplíe la vacunación de los docentes”, afirmó el funcionario en diálogo con los medios de comunicación.

“En la medida en que podamos vacunar a los docentes y a las personas de riesgo que viven con los alumnos, vamos a empezar con una presencialidad el 1 de marzo e ir ganando presencia en las aulas”, indicó Kreplak. Asimismo, dijo que entre las modalidades que se están pensando se puede plantear “un sistema mixto, en el que no se vaya todos los días, todas las horas, a la escuela, o ampliar el distanciamiento entre los chicos, alternando los días en que se cursa y los horarios”.

En otro orden, al ser consultado respecto del anuncio del Gobierno porteño de que descontará los días de clases a los docentes que no se presenten a trabajar, el viceministro de Salud afirmó que “uno no puede plantear lo coercitivo, hay que trabajar en conjunto”. “Imponer de una manera coercitiva una medida laboral sin escuchar a los trabajadores y sin garantizar las medidas de cuidado, no me parece una opción”, completó.

Y en ese sentido, indicó que “en provincia no hay ningún gremio que se oponga”, porque “nada se planteó de manera confrontativa con los intereses de los trabajadores”.