Desde este lunes 14 hasta el viernes 25 están aprobadas las celebraciones litúrgicas en las iglesias con hasta el 30% de su capacidad.

La Diócesis de Quilmes, se expresó ayer respecto a la nueva etapa de cuidados que se inicia contra la pandemia de Coronavirus. Lo hizo a través del Obispo Carlos José Tissera, y el Obispo Auxiliar, Marcelo Julián (Maxi) Margni. En esta etapa podrán celebrarse misas en lugares cerrados, pero con un límite del 30 por ciento de la capacidad de los templos.

“Se nos comunicó que se extendió por 15 días la vigencia de las medidas del distanciamiento preventivo. Como sabemos, el viernes pasado fue prorrogado el DNU 287 que contiene el conjunto de medidas dispuestas para mitigar la circulación del Covid-19. Se va a renovar hasta el próximo 25 de junio con la misma mirada de riesgo epidemiológico y el sistema de fases”, señalaron.

“Mientras se continúa trabajando para vacunar es necesario fortalecer los cuidados para bajar los casos, las hospitalizaciones y las muertes. La pandemia no terminó y hace falta que la vacuna llegue a todas y todos. Por eso seguimos cuidándonos. Es necesario continuar fortaleciendo las medidas de cuidado y minimizar todo riesgo en relación a reuniones sociales y ambientes cerrados”.

Luego, informaron que, con los intendentes acordaron “la posibilidad de celebraciones litúrgicas en espacios cerrados con ventilación natural con el aforo del 30%. Agradecemos la disponibilidad, las consideraciones y el diálogo fraterno con Mayra Mendoza de Quilmes, Andrés Watson, de Florencio Varela y Juan José Mussi, de Berazategui. Valoraron el trabajo conjunto con las comunidades creyentes desde el inicio de la pandemia; y aprecian el acompañamiento de la dimensión religiosa de nuestro pueblo en este momento crítico; al tiempo de considerar la prudencia y disponibilidad con la que hemos actuado”.