Es por los encuentros habituales de los jueces Mariano Borinksy y Gustavo Hornos con el expresidente fuera de un marco institucional. El juez Alberto Lugones -vicepresidente del Consejo de la Magistratura- afirmó que el organismo “pedirá explicaciones” a los dos magistrados.