El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, mantuvo una reunión con la presidenta de AySA, Malena Galmarini. Es para impulsar una megaobra cloacal que comienza con la realización de la primera etapa de la planta depuradora de Laferrere.

“Hoy es un día muy importante para toda La Matanza. Ponemos en marcha la primera etapa de una megaobra que los vecinos esperan hace más de treinta años”, indicó Espinoza.

“Sabemos el significado y la importancia del agua para una familia, para una sociedad”, señaló el jefe comunal. Y remarcó: “El acceso al agua es un derecho humano”.

“Seguimos cambiando La Matanza con una inversión mega millonaria de 4.300 millones de pesos en la primera etapa de la planta cloacal de Laferrere. Este avance hace que nuestro presidente Alberto Fernández cumpla lo que le prometió al pueblo de La Matanza”, destacó. Y agregó: “Con megaobras como ésta, cambiamos para siempre la realidad de las y los vecinos del distrito”.

Por su parte, Malena Galmarini expresó: “Le agradezco a Fernando, porque siempre es un placer venir a La Matanza y tener reuniones productivas. Estuvimos conversando acerca de cómo viene desarrollándose la planificación de las obras en todo el municipio. Necesita construir, mejorar, mantener y renovar las redes, sobre todo de agua. Y compartimos la alegría de comenzar la licitación para la primera etapa de la planta depuradora de Laferrere.

“Además, ya tenemos los proyectos de las siguientes etapas que beneficiarán a otras 450 mil personas. No sólo con la planta sino también con las redes primarias y secundarias”.

Espinoza también adelantó que “estamos generando un relanzamiento de diversas obras de redes de agua potable en distintos barrios de La Matanza. También el mejoramiento y la optimización de las redes de provisión. Muchas veces hablamos de la presión del agua y esto es algo que se soluciona con trabajo e inversión de un Estado presente. Eso es lo que estamos haciendo ahora, luego de cuatro años de abandono por parte del macrividalismo; en los que no se tocó un solo metro de caño de agua potable en todo el municipio; y en los que se frenaron absolutamente todas las obras”.

“Todo eso se hace con una gran inversión del Estado. Con un Estado presente, con un presidente que se preocupa por los problemas de su gente; y con una empresa como AySA, que encabeza Malena, que se preocupa por La Matanza y trae soluciones y buenas noticias”, dijo Fernando Espinoza. Y destacó: “Cada proyecto que llevamos adelante lo hacemos para cambiarle la vida a nuestra gente”.

“Seguimos trabajando con el gobierno nacional y provincial para pasar lo más rápido posible esta segunda ola de la pandemia”, concluyó Fernando Espinoza.