Culminó la renovación del parque lumínico en Gobernador Monteverde y Don Orione para favorecer tanto la visibilidad nocturna como la seguridad integral en el distrito.

El mandatario comunal -Andrés Watson- corroboró la finalización de las tareas y dialogó con frentistas sobre "una estrategia proyectada para las distintas regiones". "Hasta ahora, replicamos el accionar en 40 barrios del partido con más de 18.200 dispositivos LED instalados", repasó.

"El objetivo fue mejorar la calidad de vida a los y las varelenses", indicó el titular en el Ejecutivo local respecto a un plan "bajo la premisa que la ciudadanía pudiera apropiarse de los espacios comunes sin importar el horario, con mayor tranquilidad".

En relación con los trabajos en Don Orione, la máxima autoridad distrital detalló: "Donde había un basural, pusimos en valor un paseo saludable con bancos, mesas, taburetes, cestos de basura, plantamos árboles e instalamos juegos para el ejercicio físico".

Tras conversar con el Alcalde en la intersección de Juan Díaz de Solís con Los Andes, Andrea comparó "la antigua luz amarilla con la que no veíamos nada" frente a un presente con "más visualización al entrar o salir de casa, incluso mejoró el aspecto de la zona".

La mujer, quien eligió radicarse en la región en 1991, notó "una diferencia con las obras realizadas". Al hacer internaciones domiciliarias, evocó la pandemia cuando "le asignaba algún trabajo a alguna compañera y me comentaba las labores en cloacas o nuevos asfaltos, como en San Jorge".

Además, valoró "el entubado del arroyo Jiménez y sus canales por las inundaciones, entre otras intervenciones en otros lugares". "Reconocí que hicieron cosas y las ejecutaron bien", afirmó.

En el empalme de Benito Quinquela Martín con Túnez, Mirtha, trabajadora en la Escuela N°17, expresó: "¡Qué hermoso! Como de día. Estaba muy oscuro. Un beneficio en la jornada escolar, por la mañana temprano o tarde".

Silvana, varelense desde nacimiento, pensó en "cómo vi crecer, avanzar este punto en la ciudad, las luces fueron un gran cambio". "Fue muy lindo porque vino el Intendente. Un momento muy grato. Los vecinos sintieron contención y él fue muy cálido", sumó.

En el barrio de la localidad de San Juan Bautista, colocaron 236 focos en 90 cuadras; en el perteneciente a Zeballos, 626 en 70 manzanas. En ambos sitios, contemplaron despeje y recolección de ramas, limpieza de cordones más desmalezamiento.