Fue el único miembro de la tripulación que no caminó sobre el satélite terrestre, fue en los años recientes el más activo de los veteranos de la Apolo, y el que evocaba de manera más poética sus recuerdos de la aventura lunar que compartió con Neil Armstrong y Buzz Aldrin.