Lo aseguró Gustavo Marangoni, analista político y ex presidente del Banco de la provincia de Buenos Aires en referencia al anuncio del presidente de la Nación, Alberto Fernández, sobre la causa que va a impulsar contra la gestión de Cambiemos por el “inexplicable” endeudamiento con el FMI.

“El encuadre que el jefe de estado le dio ayer a su discurso, es el enfrentamiento entre dos posiciones políticas en un año electoral. El sábado vimos en la marcha impulsada por dirigentes de Juntos por el Cambio con algunas expresiones que trascienden no solo el buen gusto sino las normas básicas de convivencia, por eso estamos en el marco de la disputa por la proximidad de las elecciones”, explicó el especialista.

“Creo que cada coalición busca fidelizar a sus seguidores y por lo tanto hay que amalgamar el discurso para cerrar filas con los propios y fortalecerse”, opinó.

Sobre la desición de convertir la deuda con el FMI en delito, el analista sostuvo que no está de acuerdo. “Una cosa es calificarlo de mala política y otra es transformarlo en delito porque sino tomamos acciones del os gobiernos, las judicializamos y argentina queda en un camino de difícil resolución. Igual que cuando Mauricio Macri impulsó la causa de dólar futuro contra Cristina Kirchner y Axel Kicillof”, argumentó.

Finalmente sintetizó:”Una cosa son los discursos en tono electoral y otra es convertir una política en un delito”.

ESCUCHÁ LA ENTREVISTA COMPLETA