El ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, expresó que se debe ser “muy prudentes” en cuanto a una posible apertura del aislamiento social y obligatorio por el coronavirus y advirtió que “si los casos se disparan, no hay logística que alcance” en la Provincia.

“No podemos relajarnos porque si bien hay un amesetamiento, los contagios han crecido bastante y tenemos que ser muy prudentes”, remarcó el funcionario.

Larroque participó de la reunión en Casa de Gobierno, encabezada por el jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, quien analizó con funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires y del gobierno bonaerense la evolución de la pandemia y donde se evaluó cómo continuará el aislamiento.

Para el funcionario de Kicillof, “si los casos se disparan, no hay logística que alcance”. Además, pidió “ser muy prudentes en cuanto a posibles aperturas” de la cuarentena.

Estamos ante un virus muy potente con una feroz velocidad de contagio. La única herramienta que tenemos es el aislamiento y la conciencia de la sociedad”, sostuvo.

El ministro bonaerense consideró que en los barrios vulnerables “las condiciones para afrontar la enfermedad son más complejas desde el plano sanitario como desde el social”.

Por último, detalló que el establecimiento temprano de la cuarentena permitió no sólo ganar tiempo para preparar al sistema sanitario sino también al de asistencia social y dijo que “ahora estamos mejor preparados para organizarnos con los intendentes y las organizaciones comunitarias”.