Tiflos es el nombre de la isla griega a la que enviaban a las personas con discapacidad visual. Lejos de esa idea, Tiflonexos nació para crear vínculos. Y lo hace a partir de la lectura, tal vez lo que muchos piensan que justamente no está al alcance de los que no ven. Aquí la demostración de que todo es posible.

Pablo Lecuona es el director y uno de los fundadores de Tiflonexos. Contó en #BienestarYOtrasYerbas que se trata de “una asociación que formamos en 2001. Un grupo de personas con discapacidad empezamos a ver que con una computadora con lector de pantalla, usando un scanner, resolvíamos problemas con el acceso a la lectura”.

“El primer proyecto fue una biblioteca digital para personas con discapacidad visual que hoy ofrece acceso gratuito a más de 65 mil títulos. Quien tiene una discapacidad visual lo puede leer en un celular o una computadora usando un lector de pantalla”, detalló.

A partir de ese primer proyecto se consolidaron otras propuestas. “Alrededor de la biblioteca surgieron otro montón de cosas que tienen que ver con fomentar la autonomía. Y más ahora en la pandemia ante la situación de aislamiento, mucha gente que está empezando a usar la tecnología”, relató Pablo.

Además de la biblioteca, Lecuona informó que “empezamos a usar el audio. Muchas personas que se suman de forma voluntaria graban cuentos, y los mandamos por WhaatsApp a las personas que se inscriben para recibirlos. Es un sistema muy simple que recién estamos empezando”.

El titular de la organización hizo hincapié en que en cada proyecto “buscamos generar una mirada de la discapacidad no desde la lástima y lo lacrimoso sino desde las oportunidades”. El punto de vista es que “si generamos entornos más inclusivos la gente va a poder ser más autónoma”.

Para más información podés acceder a la página web en www.tiflonexos.org

Si querés grabar un cuento lo podés enviar al WhatsApp +54-911-5895-1047.

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA ACÁ