La Universidad Nacional de Cuyo UNCuyo creó la primera osteoteca del oeste argentino, una colección de huesos humanos donados por cementerios mendocinos, que sometidos a modernas metodologías de investigación ayudarán a identificar restos NN y a resolver casos forenses.

Sebastián Giannotti, antropólogo, investigador de UNCuyo, explicó sus alcances en #APesarDeTodo. "Es una colección de huesos, pero no cualquiera. Es documentada, nosotros sabemos con precisión el nombre y apellido de la persona que falleció hace mucho tiempo atrás. Y sobre todo tenemos información de tipo biológica. Por ejemplo el sexo y la edad".

El investigador señaló qu2 "las osteotecas se usan en el mundo como una fuente de información para desarrollar diferentes líneas de investigación con alguna información previa del individuo. Esto nos permite mejorar los métodos que se utilizan por ejemplo en el campo de la antropología forense".

Giannotti destacó lo que hace el antropólogo forense: "primero, aportar información para identificar a las personas. Pero además acerca de qué le pasó: de qué se murió, para que la justicia pueda tener elementos y detener al sospechoso".

Destacó finalmente que "los huesos son un órgano más, y mucho de lo que vivimos va quedando plasmado en los huesos. Por ejemplo lo que comés, las lesiones, las marcas por ingreso de proyectil. Se usan parámetros cualitativos y cuantitativos para determinar el sexo. Lo que uno hace es leer e interpretar".

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA ACÁ