La empresa de mensajería WhatsApp actualizó su política de Condiciones y Privacidad y anunció que comenzará a compartir los datos de sus usuarios con Facebook, que adquirió la aplicación hace ya casi siete años.

A partir del 8 de febrero, aquellos que no quieran que la red social tenga acceso a la información de WhatsApp no tendrán otra opción que dejar de usar la aplicación, ya que aceptar los nuevos términos será condición obligatoria.

Mientras los avisos del cambio ya llegan a las pantallas de los celulares, se empiezan a escuchar las primeras voces de rechazo a lo que aparece como una nueva invasión a la privacidad por parte de la empresa de Mark Zuckerberg.

En la notificación de los cambios, que ya llega a los usuarios a través de un mensaje emergente en las pantallas, WhatsApp avisa que, a partir del 8 de febrero, podrá “usar los servicios alojados de Facebook para almacenar y administrar sus chats de WhatsApp” y asociarse con la red social “para ofrecer integraciones en los productos”.

El mensaje también notifica que, luego de la fecha indicada, “deberás aceptar las actualizaciones para seguir usando WhatsApp”.

Dentro de los datos que la aplicación ahora compartirá con Facebook se encuentra el número de teléfono del usuario, la información básica de su perfil, la ubicación del dispositivo, los contactos y los estados compartidos.