El Gobierno estableció que por los próximos 60 días, se reforzará el acceso a la conectividad en barrios populares del AMBA. Para ello se destinarán 2,2 millones de pesos, con el fin de garantizar las clases y el teletrabajo en esas zonas.

La medida dispone la implementación del “Proyecto Emergencias Territoriales”, aprobado por el Ente Nacional de Comunicaciones que publicó este viernes el Boletín Oficial.

Este proyecto es específico para “garantizar el inicio del ciclo escolar a los estudiantes de los Barrios Populares. Redundará en beneficios concretos para mantener el acceso a la educación a distancia de las personas situación de escolaridad, teletrabajo, gestiones administrativas digitales; actividades de esparcimiento y ocio”, justificó el Poder Ejecutivo.

Esta medida forma parte del “Programa de emergencia para garantizar el acceso a servicios TIC para barrios populares en el marco de la pandemia”. A los fines de su ejecución se destinarán $2,2 millones del Fondo Fiduciario del Servicio Universal previsto en la Ley N° 27.078.

El beneficio

El proyecto comprenderá un universo de hasta 4.400 beneficiarios. Recibirán $ 500 de saldo prepago o tarjetas SIM con saldo precargado y cualquier otro sistema similar de carga de saldo prepago.

Según establece la ley, los fondos del Servicio Universal “se aplicarán por medio de programas específicos. La Autoridad de Aplicación definirá su contenido y los mecanismos de adjudicación; pudiendo encomendar la ejecución directamente a entidades incluidas en la Ley 24.156”.

En tanto, el objetivo del Programa de Emergencia es garantizar servicios de conectividad en los barrios inscriptos en el Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP).

Se implementa a través de proyectos específicos para garantizar el acceso a servicios de conectividad, en los barrios en emergencia sanitaria nacional; que excepcionalmente requieran de una solución urgente para acceder a servicios de tecnologías de la información.

Las organizaciones sociales

De este modo, el ENACOM acompaña con las organizaciones sociales a los estudiantes en su ciclo escolar, colaborando con el acceso a los bienes y servicios básicos. Entre ellas, se encuentran el Centro Comunitario Niños Felices del Barrio Padre Ricciardelli; la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP); la Asociación Social Club Deportivo Gambeta y la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio de Morón.