En el último semestre, la caída de los salarios de los trabajadores formales es del 14,9 por ciento, según un informe del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA). "Los valores actuales de los salarios registrados resultan sumamente reducidos en una perspectiva de mediano plazo: si el salario registrado real se compara con el nivel que tenía al final del gobierno de Macri, en noviembre de 2019, resulta 24,2 por ciento inferior (y 32,1 por ciento menor si se mide en alimentos). Respecto del nivel de noviembre de 2015, último mes completo de la presidencia de C. Fernández, resulta casi 40 por ciento más bajo", detalla el informe.

Dentro del período del actual gobierno, la mayor pérdida se registró en los meses de diciembre y enero, tras la fuerte devaluación de la moneda y la aceleración consecuente de los incrementos de precios. Entre noviembre de 2023 y enero de 2024 la caída real llegó a ser de 21,3 por ciento, y alcanzó el 23,8 por ciento si el poder de compra se mide en alimentos.

"En un escenario en el cual no se han vuelto a provocar devaluaciones significativas de la moneda, la recesión ha funcionado como freno parcial para las subas de precios. En ese marco, algunas negociaciones paritarias pudieron recuperar parte de lo que los salarios perdieron en el inicio del nuevo gobierno, lo que se muestra en el promedio como una mínima recuperación relativa", explica el CIFRA.

Claro está que si los trabajadores formales, que se benefician de las negociaciones salariales colectivas, sufrieron una caída de su poder adquisitivo, la situación es mucho peor para el enorme número de empleados precarios o no registrados.

En el caso del sector público, la baja salarial reciente fue sustancialmente mayor, como parte del ajuste dramático en el gasto estatal. Entre noviembre de 2023 y abril del presente año, el salario registrado promedio real del sector público cayó 21,3 por ciento.

"Dada la reducción salarial que ya se había acumulado durante el gobierno previo, el salario real del sector público fue en febrero de 2024 un 29,9 por ciento más bajo que en noviembre de 2019. Cuando la comparación se realiza respecto de noviembre de 2015, las pérdidas en el sector público alcanza al 46,3 por ciento", agrega el trabajo, que lleva la firma de la economista Mariana González.

Fuente: Pagina 12