Así lo aseguró Enrique Pinti, uno de los juglares del humor en nuestro país dialogó en exclusivo con la 97.7 sobre el arte, la profesión y su relación con  Niní Marshal.


“El humor es ver la vida de una forma diferente”, afirmó Pinti, creador de Sala Criola en exclusivo con Agenhoy Radio.

Además, el humorista dijo que siempre se rió de sí mismo y que tiene facilidad para desdramatizar las cosas que le pasan y llevar los cuentos a una “versión pornográfica”.

“Cuando era chico, a veces la primera solución que me aparecía en la cabeza para responder a los insultos que me hacían como “gordo o dientes feos”, era otro insulto pero con ocho años entendí que lo mejor era responder riendome de mí mismo” contó el humorista.

Y en este sentido, se definió como un exorcista del miedo, al tiempo que aseguró que hay que hacer “lo que nos hace felices”.

Respecto a su relación con Niní Marshal, su maestra, relató que lo que aprendió con ella fue “su mirada sobre la vida y su naturalidad. Era una mujer muy tranquila que podía hacer cualquier tipo de personaje” y recordó que “ella siempre fue su propia autora y nunca hizo gala de eso”.

Escucha la nota