También recordó que en la provincia hay vacunación libre contra el coronavirus para mayores de 30 años, y que está abierta la inscripción para la inmunización de adolescentes de entre 13 y 17 años.

La ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, María Teresa García, descartó la posibilidad de implementar un sistema de “pasaporte sanitario” en territorio bonaerense, y consideró que la única campaña antivacuna que hubo en medio de la pandemia fue la que lanzaron los sectores de la oposición.

“No veo posible en la provincia de Buenos Aires la instalación de un pasaporte sanitario para ingresar a bares y teatros por dos razones. Primero porque el Gobernador (Axel Kicillof) ha liderado una campaña muy intensa de vacunación y esto hace que la población de la provincia sea muy sensible al deseo de inocularse”, señaló García en declaraciones a radio La Red.

Y en ese sentido, agregó: “La única campaña anti vacuna que hubo fue la que hicieron algunos sectores de la oposición”.

Este lunes, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, había adelantado que se estaba “estudiando” la posibilidad de restringir la entrada a bares y restaurantes a personas que no estén vacunadas, aunque la medida “apunta a un problema” que hoy la Provincia no tiene ya que “por suerte la gente se quiere” inocular.

En la misma línea García celebró que “la población bonaerense es pro vacuna” y destacó que “hay más de 12 millones de personas registradas” para recibir inmunizantes y “más de 10 millones” de dosis disponibles.

También recordó que desde este martes en la provincia de Buenos Aires hay vacunación libre contra el coronavirus para mayores de 30 años y que está abierta la inscripción para la inmunización de adolescentes de entre 13 y 17 años.

Por otra parte, la Ministra se refirió al plan Qunita, al afirmar que “la irresponsabilidad y la maldad que se puso en la denuncia, provocó que miles de chicos que nacieron después de ese momento no tuvieran las condiciones mínimas para pasar sus primeros días”.

“Quién va a pagar por la vida de esos bebés. Ojalá el plan Qunita se pueda “reimplementar rápidamente, por lo menos en la provincia de Buenos Aires, subrayó.