El coordinador de Agenhoy dedicó un cuento de Berta Finkel a Porota Meroño, la Madre de Plaza de Mayo que nos dejó ayer.