Dos agentes de la Policía de Prevención Local fueron protagonistas de una intervención muy especial. Cuando se encontraban realizando su patrullaje habitual, un vecino desesperado los alerta sobre una joven que se encontraba en su domicilio con un avanzado trabajo de parto. Después de un momento, y gracias a la asistencia de los efectivos, nació un hermoso bebé llamado Teo Santino.

En Jurisdicción de la Seccional Cuarta, los dos oficiales se encontraban a bordo de un móvil recorriendo las inmediaciones del barrio Santa Sofía, cuando son advertidos por un hombre que les refería que en una vivienda de los alrededores de la calle Chimborazo se encontraba una mujer pronta a parir.

Rápidamente, los agentes se dirigieron a la casa, donde asistieron a la joven, que luego de unos pocos minutos, y felizmente, dio a luz al pequeño Teo.

Tras el nacimiento, los efectivos solicitaron una ambulancia, que llegó prontamente al lugar. A su arribo, personal del SUME culminó con las tareas realizadas por el personal de la Policía Local.

Con fines preventivos, la mujer y el bebé fueron trasladados al Hospital Mi Pueblo, donde los médicos revisaron a ambos, e indicaron que sin la actuación de los efectivos, podría haber corrido serios riesgos la vida de madre e hijo.

Cabe recordar, no es la primera vez que agentes de esta flamante fuerza asisten a un parto. Ya lo hicieron anteriormente en el barrio Santa Rosa, en enero de este año, donde colaboraron en el nacimiento de la pequeña Nayla Justina, y en febrero en la base de la Guardia Comunal cuando ayudaron en la llegada de Alexis.

Es de destacar la valiente intervención de los oficiales como así también la gran labor del personal de la Policía Local que como fuerza de proximidad recorre las calles, siempre cerca del vecino y dispuesta a brindar asistencia y colaboración a la comunidad.