Una multitud de fieles participó en la basílica de Luján de la ceremonia religiosa para celebrar los primeros 10 años del papado de Francisco y el 15 aniversario de la creación de los "Hogares de Cristo" que impulsa el sacerdote José María "Pepe" Di Paola.

La misa fue presidida por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, y el padre "Pepe" junto a medio centenar de curas villeros y de barrios populares bajo el lema "en unión y con alegría, junto al Papa Francisco, un argentino mundial".

Feligreses de distintas parroquias y organizaciones religiosas del Área Metropolitana de Buenos Aires se habían concentrado en la rotonda del cruce de las avenidas Luján y Pellegrini; desde donde caminaron hasta la plaza frente a la basílica en un clima de fiesta popular en el que las canciones religiosas se mezclaban con las que la hinchada argentina cantaba durante el mundial de Qatar 2022.

En su tránsito hacia la basílica, la alegría de la multitud era acompañada por la música de los bombos y platillos de murgas como la del "Padre Daniel", compuesta por niñas, niños y adolescentes de la villa 21-24 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que con sus trajes de lentejuelas blancas, azules y doradas animaban a todos a bailar mientras aguardaban el comienzo de la caminata.

La columna fue encabezada por una imagen de la Virgen de Lujan que era transportada sobre una camioneta, y detrás de ella numerosos fieles portaban una extensa bandera argentina; cuando la procesión arribó a la Plaza Belgrano el cielo se tiño con el humo celeste de decenas de bengalas.

Eulogio Sosa, integrante del Movimiento Misionero de Francisco e impulsor de diversos merenderos y comedores comunitarios, será el responsable de cargar sobre sus espaldas la imagen peregrina de la Virgen de Luján durante el ingreso a la basílica, y en diálogo con Télam apuntó: "por la Virgen voy caminando hasta Luján. Siempre me ayudó".

Entre los fieles eran muy comunes las remeras con las imágenes de la Virgen y del papa Francisco, y también camisetas de la selección argentina.

En diálogo con la prensa, el padre "Pepe" Di Paola afirmó que "el papa Francisco es el líder espiritual del mundo y también es aquel líder que cuando era obispo nuestro nos dio un apoyo muy grande para poder hacer que los 'Hogares de Cristo' sean una realidad; él bendijo el primer Hogar de Cristo que empezó en la villa donde yo estaba y luego fue bendiciendo otros hogares".

"Hoy en día se replicó por todo el país y tenemos 200 centros barriales haciendo un abordaje en el territorio y en las adicciones, dándoles esperanza a muchos jóvenes y familias; el lema de este año 'Ni un pibe menos por la droga' lo elegimos porque nos pareció muy inclusivo, sirve para el maestro, el catequista, el que dirige el deporte, el que está en un medio de comunicación, nosotros que estamos en la recuperación de los chicos, todos podemos hacer algo en la prevención y la recuperación. También se lo planteamos a la dirigencia política como un desafío que tienen frente a las elecciones, hacer que cada candidato pueda trabajar frente a este tema tan importante", añadió.

"En los sectores más populares que hoy están acá encontramos la esperanza de la Argentina", subrayó el religioso.

Con una botella de agua en una mano, un termo en la otra y su hábito franciscano a pesar del calor, Martín Casarti viajó desde la localidad salteña de Aguaray para participar de la Celebración y dijo a Télam: "vinimos a celebrar los 15 años de los hogares de cristo y los 10 del papa Francisco; venimos a celebrar la vida y que somos muchos los que queremos sacar a los pibes del consumo".

"Francisco va a venir a la Argentina, lo esperamos", concluyó.

Antes de la ceremonia religiosa, presidida por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, y el padre "Pepe" junto a medio centenar de curas villeros y de barrios populares, los fieles fueron recibidos por bandas musicales que interpretaron temas populares y religiosos, y por la banda del Regimiento de Patricios que interpretó el Himno Nacional Argentino.

Cerca de las 19, antes de comenzar la misa el padre "Pepe" dijo a los presentes que "en el hogar de Cristo aquel que estaba descartado hoy está de pie y está ayudando a otro", y tras largos aplausos de los fieles completó: "en el caminar del hogar de cristo despertamos la esperanza, acá en el santuario de la Virgen, y queremos que otros se contagien de este espíritu".

La marcha hacia la basílica fue la finalización la Peregrinación de la Virgen de Luján, Patrona de la Argentina, que bajo el lema #NiUnPibeMenosPorLaDroga fue organizada por la Familia Grande Hogar de Cristo, Cáritas Argentina y la Unión de Clubes Parroquiales.

La peregrinación culminó una caminata que se había iniciado el 7 de agosto, fiesta de San Cayetano, y celebra su final en coincidencia con los 15 años del nacimiento del Hogar de Cristo y los 10 años de pontificado del Papa Francisco.

Fuente. Telam