El intendente Andrés Watson, el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof formalizaron la extensión de las becas “Manuel Belgrano”. El fin es promover los estudios de grado y pregrado en áreas estratégicas para el desarrollo del país, en la Universidad Nacional “Arturo Jauretche”.

En la oportunidad Watson expresó que “es un honor recibir al presidente en nuestra querida Casa de Altos Estudios. Un emblema del crecimiento tanto para el distrito como la región; garante de la movilidad social ascendente que proporcionó las oportunidades para una primera generación de universitarios en familias trabajadoras”.

Watson revivió el debate legislativo que permitió la creación de la facultad; y remarcó que en sus aulas fueron formados miles de estudiantes “en diversas carreras adecuadas a las demandas de un territorio. Durante la pandemia, han puesto el cuerpo: realizaron hisopados, testeos y brindaron atención”.

En comparación, recordó a la administración de Mauricio Macri a nivel nacional junto a María Eugenia Vidal en territorio bonaerense. “Un gobierno neoliberal que desfinanció a la educación y a la salud”. “Dejaron un país endeudado más una provincia devastada”, enfatizó el intendente. Agradeció a las autoridades por elegir su partido para “anunciar la promoción de herramientas trascendentales con un objetivo claro. Ayudar a chicos y chicas en la culminación de su recorrido pedagógico”.

Alberto y Jauretche

El Presidente reveló una modificación en su alocución cuando evocó un encuentro con el político argentino Arturo Jauretche durante su juventud. “Lo encontré en un bar. Me puse a hablar, le pregunté cosas y me dijo una frase: `a la Argentina y a los argentinos los convencieron que viven en un país que no tiene futuro´”. Como alternativa, el escritor le afirmó: “Hay que poner a una Argentina cabeza en el mundo, en la cabeza de cada argentino”.

Fernández relató las primeras reuniones con Néstor Kirchner y los creadores de la UNAJ:Julio Pereyra y Carlos Kunkel. “Hicimos una historia maravillosa desde aquel entonces hasta la fecha, siempre con aquellas palabras de Jauretche como lema”, reflexionó.

Posteriormente, rememoró el proceso de creación de carreras con la misión de obtener “el mayor número de alumnos y alumnas primera generación universitaria”. “Nuestro deber es mejorar la educación; la evolución de las sociedades está en la inteligencia. Estas becas tienen la cualidad de programar el futuro de la Argentina al incentivar la capacitación en áreas que el país necesita desarrollar”, sentenció.

Por su parte, Kicillof valoró los “instrumentos que permiten cursar gratuitamente. Pero también cubrir los gastos que implica estudiar” y posibilitar de esta manera “que el sueño de la movilidad social ascendente sea una realidad”.

Además, el Gobernador aludió al “sistema universitario degradado y empobrecido; cuando con los gobiernos neoliberales de 2015-2019, la educación pública dejó de ser un tema de Estado”. Como contrapartida, pronunció: “Vamos por más universidades en la provincia de Buenos Aires”.

El ministro de Educación de la Nación Nicolás Trotta contempló en el edificio donde operaban los ex Laboratorios YPF “distintos momentos históricos”. “Observé a una Argentina que transitaba la industrialización, pero también detecté las cicatrices de un proceso que postergó miles de derechos”, especificó. La reconfiguración de la estructura edilicia en la creación de la UNAJ “sintetizó el despertar de una Nación”. “La vida de cada estudiante implica una transformación colectiva de la sociedad”, recalcó.

Las propuestas de la UNAJ

Finalmente, el rector de la UNAJ, Ernesto Villanueva, consideró a las becas “una apuesta a mediano plazo para lograr un país mejor”. “Son una decisión de vida”, aseveró. Por otro lado, precisó que “de nuestras propuestas académicas, 11 fueron consideradas estratégicas en el programa educativo”.

Los funcionaron procedieron a la entrega simbólica de diez becas a estudiantes de la Universidad Nacional “Arturo Jauretche”. 

Estuvieron presentes: el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis; el secretario nacional de Calidad en Salud y vicerrector de la UNAJ, Arnaldo Medina y el titular de Políticas Universitarias Jaime Perczyk; la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario y el diputado provincial Julio Pereyra; el diputado nacional Hugo Yasky; las intendentas de Quilmes y Cañuelas, Mayra Mendoza y Marisa Fassi, respectivamente. Los intendentes de Berazategui Juan José Mussi; de La Matanza Fernando Espinoza; de San Vicente Nicolás Mantegazza, Punta Indio Hernán Y Zurieta y el jefe de Gabinete en el Municipio de Ezeiza, Gastón Granados.

También participaron Carlos Kunkel y Graciela Giannettasio -legisladores nacionales mandato cumplido-; la diputada provincial mandato cumplido, Cristina Fioramonti; la presidenta del Concejo Deliberante varelense -Laura Ravagni-, la titular en el Consejo Escolar local -Claudia Allerbon- y la jefa distrital de Educación, Verónica Rodríguez.

Sobre las becas

En el presupuesto de este año, se proyectaron 12 mil becas. Sin embargo, a partir de la demanda, se duplicaron para distribuirlas a 24 mil estudiantes. La formación comprende 8 áreas estratégicas: Minería, Petróleo, Alimentos, Ambiente, Logística y Transporte, Informática y Computación, Energía y Gas. En simultáneo, mediante este sistema, estipularon la vinculación entre universidades nacionales y provinciales con demandas profesionales y laborales en rubros dinámicos para la economía.

Los beneficiarios son estudiantes entre 18 y 30 años, además estudiantes cursantes de hasta 35 años; junto a postulantes con alguna discapacidad o de pueblos originarios sin límites de edad.

El monto estipulado es de $17.700 los 12 meses del año. Las carreras de pregrado pueden renovar hasta 3 años y las de grado hasta 5 años. Es el equivalente a la remuneración neta de 2 ayudantías de segunda simple ajustable anualmente con el acuerdo paritario docente.